avances científicos

Celiaquía: Cerca de la vacuna

Celiaquía: Cerca de la vacuna

 

Te contamos los últimos avances en la producción de una vacuna capaz de romper con los efectos negativos que tienen los alimentos con gluten en los organismos de personas celíacas.

La enfermedad celíaca afecta a muchas personas alrededor del mundo y si bien su tratamiento es posible, a veces resulta complejo llevar una dieta diferencial, sobre todo a la hora de asistir a reuniones sociales o de alimentarse fuera de casa.

La comunidad científica se ha hecho eco de esta situación y se ha avocado a investigar la enfermedad con un horizonte claro: conseguir la producción de una medicación o vacuna que fortalezca al organismo para que éste no reaccione de forma adversa ante el consumo de gluten, permitiendo que los celíacos puedan incorporar alimentos que los contengan sin problemas.

Este objetivo está cada vez más cerca: en 2010 un grupo de investigadores del Instituto de Investigación Médica Walter and Eliza Hall radicado en Australia, descubrieron las tres moléculas del gluten que provocan la reacción inmunológica en los celíacos. Estas moléculas llamadas péptidos son neurotransmisores y regulan elementos muy importantes para el cuerpo como las endorfinas y sustancias similares.

Este descubrimiento dió un soporte muy importante al desarrollo de la vacuna Nervax2, tal vez el proyecto más sólido de “cura” para la celiaquía impulsado hasta ahora. Un Segundo impulso se dió a principios de 2012 cuando el laboratorio que lleva adelante esta investigación, ImmusanT de Cambridge, Massachusetts, recibió una importante inversión monetaria para continuar con la segunda fase de prueba de la vacuna. Actualmente, el laboratorio ha revelado que los resultados son prometedores, dado que con tres dosis semanales de la vacuna, que es perfectamente tolerada por los pacientes, éstos pueden consumir cualquier alimento sin desmejorar su salud.

Con tantas buenas noticias es de esperar que pronto exista una forma de mejorar la calidad de vida de las personas que sufren celiaquía, así que si vos sos una de ellas te decimos que esperamos poder darte novedades pronto!

Diabetes: Células madre podrían curarla

Diabetes: Células madre podrían curarla

 

Investigaciones recientes dan esperanzas acerca de la cura de la diabetes. El transplante de células madre podría ser una solución aunque aún es muy temprano para aseverarlo.

Una investigación científica experimental realizada en la Universidad de British Comumbia en Canadá  ha puesto en evidencia que los transplantes de células madre humanas podrían restaurar con éxito la producción de insulina e invertir la diabetes. Si bien actualmente los experimentos están siendo realizados sobre ratones, los resultados han sido altamente positivos.

En una nota realizada para la revista “Diabetes”, el doctor Timothy Kieffer, responsable de la investigación, expresó: “estamos muy emocionados por estos resultados, pero se necesita investigación adicional antes de que este enfoque pueda ser sometido a pruebas clínicas en seres humanos . Los estudios se realizaron en ratones diabéticos que carecían de un sistema inmune adecuado, que de otro modo habría rechazado las células. Ahora, es necesario  identificar una forma adecuada de proteger las células de un ataque inmunológico, de modo que el trasplante, en última instancia, se pueda realizar en ausencia de cualquier inmunosupresión”.

Actualmente, las inyecciones regulares de insulina son el tratamiento más común para el tipo 1 de esta enfermedad, pero esto implica un proceso de mantenimiento y no permite la desaparición del padecimiento.

Hoy por hoy, la otra opción de cura en investigación son los trasplantes experimentales de células pancreáticas sanas procedentes de donantes humanos y si bien hasta ahora los resultados de este tratamiento también han sido muy satisfactorios, el mismo está severamente limitado por la disponibilidad de donantes.

De concretarse resultados positivos en la investigación, los transplantes de células madre serían la mejor opción para pacientes diabéticos. Solamente resta esperar un poco más, lo bueno es que hay grandes esperanzas.